Madriz Rider y Nikita Rider

A todo motero le encanta ver cómo se comportan las motos en las carreteras. Ver la vida de otros moteros para ver cómo o qué rutas hacen. Por eso, gracias a Youtube ha nacido la figura de los motovlogers. Personajes que nos acercan a la vida de un motero sin salir de casa.

Hay varios en España, y uno de los más carismáticos (con el permiso de los demás) es Madriz Rider, junto con su pareja Nikita Rider. Ambos forman un tándem especial para los espectadores de sus hazañas.

Madriz Rider tiene un vídeo característico: “La Castellana Run“. Una “carrera” (dentro de la legalidad) en la Castellana de Madrid que sirve para mostrar las características de la moto que está probando en ese momento. El rey del “filtering” ya ha hecho dos veces la “Castellana Run” con la TNT 125 (una con la TNT de un suscriptor y la otra con la TNT de Nikita, su pareja). Entre sus pruebas también encontramos la prueba de la BN 302 de un amigo. Además es un motero que sabe bastante de mecánica, eso hace que los suscriptores escuchen cuando Madriz Rider habla y estén constantemente pidiendo consejos de mantenimiento.

Nikita Rider, por otro lado, es puro carisma. Dueña de una Benelli TNT 125. Nikita sube vídeos de sus aventuras con la moto, pero la gente no lo ve por la aventura sino por cómo cuenta sus experiencias. Un encanto especial que hace que el espectador esté enganchado de ver el contenido que sube. La diferencia entre ambos es que Nikita no ha enseñado la cara (todavía) mientras que Madriz Rider no tiene problema en enseñar quién es.

Un vídeo reciente que han hecho los dos juntos es el de los accesorios de la Benelli TNT 125 de Nikita, a la que le compraron los accesorios originales Benelli para dejar a la “partecuellos” elegante.

Hablando de números, Madriz Rider cuenta con 26.806 suscriptores en Youtube y 8.739 seguidores en instagram a fecha de esta noticia, mientras que Nikita cuenta con 16.761 suscriptores en Youtube y 12,8k seguidores en instagram.

Esto significa que hay mucha gente que sigue a Madriz Rider y Nikita Rider, haciendo que la cultura motera se extienda allá por donde van.