Familia BN

Como ocurre en todas las grandes marcas, Benelli ha decidido crear una familia en el mercado europeo para sus motos: la familia Benelli Naked (BN).

Motos diseñadas para un público joven, que le gusta mover la moto por la ciudad. La familia BN empezó con la BN 302, posicionándose como una moto lógica dentro del carnet A2. Con un diseño asombroso, empezó a sonar fuerte el modelo dentro del mercado de las motos naked. Con un motor bicilíndrico, cuatro tiempos, ocho válvulas y refrigerado por agua da una potencia de 38 CV a los 12.000 rpm. Con un chasis multitubular que otorga una robustez y dinamismo a la moto.

 

Más tarde apareció la hermana pequeña. La BN 251. Una moto que comparte la filosofía de la hermana mayor, pero cambiando lo justo para tener una personalidad completamente diferente. Una moto para los amantes de los motores monocilíndricos de 249cc. Un motor de cuatro tiempos, cuatro válvulas y refrigerado por agua que otorga 25 CV a 9.000 rpm. Es la delicia de todos aquellos enamorados del motor 250cc de antaño. Muy manejable en ciudad.

 

Por último, la más pequeña de todas, la BN 125. Una moto para todos aquellos que están iniciándose en el mundo de las dos ruedas, o aquellos que disfrutan con una moto dinámica de menor cilindrada. Con un motor de 125cc monocilíndrico de cuatro tiempos y refrigerado por aire, esta moto es perfecta para la ciudad.

 

Los tres modelos tienen unas líneas deportivas, modernas y entre ellas tienen bastantes similitudes. Un chasis multitubular rojo y unos grafismos bastante parecidos. Pero es en las pequeñas diferencias donde reside la personalidad de cada una de ellas.

 

También se podría hablar aquí de la pequeña Benelli Minitornado 125 y de la 302r. Pero la pequeña Minitornado se dirige a un público completamente diferente y la 302r no cumple con el requisito de ser Naked, pese a que comparte el mismo motor que la BN 302.

Además, Benelli ha comenzado a hacer dos familias más entorno a las novedades de 2017. La TRK y la leoncino, teniendo un modelo de carretera y otro de trail para cada uno. Consiguiendo que las motos sean parecidas pero diferentes a la vez, tanto para la TRK como para la Leoncino.