Historia Benelli: Pura pasión desde 1911

1911 ~ 1934

Seis hermanos y una historia. Seis hombres para convertir una realidad en una leyenda. Fue en la primavera de 1911, cuando Teresa Benelli, viuda, invirtió todo el capital de su familia para establecer un taller y asegurar un trabajo estable para sus seis hijos: Giuseppe, Giovanni, Filippo, Francesco, Domenico y Antonio Tonino Benelli.

 

Al principio era sólo un servicio de garaje, donde también se fabricaban algunos repuestos para automóviles y motocicletas. Pero los seis hermanos Benelli tenían una ambición mucho mayor: fabricar motocicletas. Ocho años más tarde, en 1919, nació el primer motor, un 75cc de dos tiempos aplicado a un bastidor de bicicleta que no produjo resultados satisfactorios.

Heritage3

En diciembre de 1921 apareció la primera autentica motocicleta Benelli: la “Velomotore“, de 98cc. Se presentó en dos modelos: la Touring y Sport (125cc). En 1923, le siguió una versión de 147cc, con la que Tonino Benelli comenzó a ganar carreras y lo que provocó el renombre de la empresa de Pésaro por toda Europa.

 

En 1926, Giuseppe Benelli diseñó una nueva motocicleta de 175cc de 4 tiempos con un árbol de levas comandado por una sucesión de cuatro engranajes y actuaciones iguales o superiores a las motocicletas de mayor cilindrada. Estas características condujeron a innumerables triunfos de Tonino Benelli, campeón italiano en 1927, 1928, 1930 y 1931. El aumento de la producción y el éxito de ventas (la de 175cc se fabricó en diferentes modelos hasta 1934, cuando se presentaron una 500cc y una 250cc de 4 tiempos) provocaron que se ampliara la fábrica. En 1932, los hermanos Benelli compraron los pabellones del aserradero Molaroni en ‘viale Principe Amedeo’, que ahora es ‘viale Mameli’.

Tonino Benelli (1924)

 

Dos años más tarde, en 1934, Benelli introdujo dos nuevas motos de carreras: una 250 de doble leva y una 500. En 1940, Benelli lanzó una 500cc con válvulas laterales y una fantástica moto de carreras de 4 cilindros con doble árbol de levas sobrealimentado que nunca se usó en pista. El estallido de la guerra obligó a la compañía a producir sólo motocicletas militares.

 

 

1940 ~ 1950

La compañía de Pesaro estaba en la cima del éxito con 800 empleados trabajando en la fábrica. No obstante, la Segunda Guerra Mundial destruyó la fábrica. El bombardeo aliado y los espolios de los nazis convirtieron esta gran compañía en un montón de escombros y cobertizos vacíos.

 

Los hermanos Benelli no se desanimaron. Cuando recuperaron la maquinaria y los equipos, comenzaron a convertir alrededor de 1000 motocicletas, mayoritariamente de origen inglés, en bicicletas para uso civil. Unas motos que habían sido dejadas en los campos de batalla por los aliados de la guerra. En 1947 también se reanudaron las carreras.

 

En 1948, Benelli subió un escalón más hacia su éxito mundial. La empresa contrató al motociclista Dario Ambrosini y, el 14 de octubre, los hermanos Benelli anunciaron la decisión de seguir produciendo motocicletas. El éxito deportivo de Benelli culminó en 1950 cuando Ambrosini se proclamó campeón del Mundial de Motos de 250cc.

 

 

1950 ~ 1980

A finales de los años 40, Giuseppe Benelli abandonó la empresa por desacuerdos irreconciliables con sus hermanos. Fue el comienzo de Motobi, con el clásico motor de 2 y 4 tiempos en forma de huevo, de desplazamiento pequeño y medio. Un nuevo éxito en ventas y deportes: más de 1000 victorias en carreras entre los años 50 y 60.

 

La actividad manufacturera de Benelli continuó en 1951 con la presentación de la ‘Leoncino’. El gran éxito comercial que tuvo la moto alcanzó su apogeo cuando Benelli ganó el primer ‘Motogiro d’Italia’ en 1953 con el corredor Tartarini.

Leoncino

En 1961, la compañía de Pesaro celebró sus primeros 50 años. Un año más tarde, las dos marcas, Benelli y Motobi, se fusionaron en una sola para así hacer frente a la crisis de la industria de la motocicleta. Este fue el momento heroico de Provini y Pasolini, de la 250cc de 4 cilindros y del segundo título mundial que el corredor australiano Kelvin Carruthers alcanzó en 1969.

Renzo Pasolini.jpg

Una amplia gama de modelos caracterizó la producción Benelli-Motobi en los años 60: desde las scooters a la ‘Tornado’, una maxi bici de 2 cilindros de 650cc, la última creación original de Benelli. En 1972, la empresa fue comprada por el empresario argentino Alejandro De Tomaso. La nueva propiedad relanzó y amplió la gama de productos presentando motocicletas multicelulares y una prestigiosa moto de 750cc de 6 cilindros. Esta fue la primera moto de 6 tiempos producida en serie y disponible para el público en general. La nueva empresa construyó una nueva y moderna fábrica.

 

 

1988 ~ …

La competencia japonesa se volvió cada vez más feroz y técnicamente avanzada. El declive de Benelli fue lento y, sin embargo, inevitable. En 1988, Benelli vivió uno de los momentos más alarmantes de su historia. El 23 de octubre de 1989, el magnate industrial Giancarlo Selci, dueño del grupo Biesse, compró Benelli salvándo así a la gloriosa compañía de un futuro incierto. La compañía trabajó en el mercado de las scooters con los modelos Devil y Scooty. Después de los primeros momentos de euforia, cuando parecía que había comenzado una nueva época, las perspectivas volvieron a ser inciertas.

 

En 1995, el Grupo Merloni de Fabriano adquirió la participación mayoritaria de la marca histórica. Andrea Merloni, el hijo de Vittorio, fue el líder de la compañía y el nuevo comienzo llegó con la scooter agresiva 491. Nuevos proyectos ambiciosos, scooters e incluso motos deportivas: la Tornado de 900cc de tres cilindros, que también compitió en el campeonato de Superbike , y la TnT de 1130cc. Pero entonces, Benelli tuvo que afrontar una nueva crisis.

 

En diciembre de 2005, Benelli se convirtió en parte del grupo Q.J., que ganó el premio como mejor exportador de motocicletas del año. Qianjiang es una corporación ubicada en Wenling, donde 14.000 personas producen dos millones de motores y más de 1.200.000 vehículos en una gigante fábrica moderna tan grande como una ciudad.

 

Cuenta con alrededor de 670.000 m2 de área de producción equipada con maquinaria de fabricación de piezas sofisticadas importadas de Alemania, Italia y la Estados Unidos.

La compañía, con un capital de más de 750 millones de dólares, cotiza en la bolsa de valores china desde 1999. Además, produce quads, bicicletas eléctricas, cortacéspedes, carritos de golf, generadores, bombas y otros equipos de jardinería. El 20% de su producción se exporta al exterior, a países de América y Europa. Qianjiang se centra en la calidad y ha obtenido el certificado ISO 9001, que es internacionalmente reconocido desde 1997.

 

Con el nuevo capital y la sinergia entre Italia y China, Benelli Q.J. está trabajando actualmente en los múltiples proyectos destinados a relanzar la compañía de Pesaro en los mercados mundiales.

 

En 2011, Benelli ha celebrado con éxito su primer centenario.